Comprende los grados entre sexto y undécimo. En estos grados se busca la autonomía académica y moral de los estudiantes, por lo tanto los primeros responsables de sus actos son ellos mismos.

Este es el espacio donde se potencializan los conocimientos de los estudiantes en edad púber y adolescente. Aquí se tiene la oportunidad de construir conocimientos y disfrutar lo aprendido.

El Colegio continúa actuando como un orientador en su formación y el contacto con la familia se mantiene muy cercano, con el ánimo de que los padres continúen informados de sus hijos en esta etapa tan fundamental. Se espera que los niños hayan alcanzado total apropiación de las políticas formativas y académicas del Colegio. Se inicia la formación en áreas del conocimiento y se desarrolla formalmente la competencia investígativa.

En esta institución se tiene como objetivo capacitar al alumno para proseguir estudios superiores o bien para incorporarse al mundo laboral. Al terminar la educación secundaria se pretende que el alumno desarrolle las suficientes habilidades, valores y actitudes para lograr un buen desenvolvimiento en la sociedad. En particular, la enseñanza secundaria debe brindar formación básica para preparar para la universidad pensando en quienes aspiran y pueden continuar sus estudios; preparar para el mundo del trabajo a los que no siguen estudiando y desean o necesitan incorporarse a la vida laboral; y formar la personalidad integral de los jóvenes, con especial atención en los aspectos relacionados con el desempeño ciudadano y por ultimo un individuo con valores que sea capaz de enfrentar el complejo mundo que lo rodea.